LA HOJA DE VIDA: PROBLEMAS A RESOLVER

No es posible crear una hoja de vida ideal que satisfaga las necesidades de todas las personas. Los problemas que se presenta con la hoja de vida siempre recaen en las secciones principales que la componen. Algunos tendrán problemas con más de una sección. Por ejemplo, ¿Qué ocurre cuando eres despedido de tú último trabajo? ¿O tú trabajo tiene grandes vacíos? ¿Si eres estudiante con poca o nula experiencia?

Este capítulo trata este tipo de problemas. La mayoría recae en la sección de historia laboral. Veamos qué soluciones tenemos a la mano.

PROBLEMAS LABORALES

Buscar un empleo puede ser un proceso difícil. La mayoría de las personas supone que tener una experiencia de diez años en un campo particular le garantizara el próximo gran trabajo. Esto no es cierto en el mundo actual, donde pasamos de una crisis a otra y el desempleo sigue subiendo.

La mayoría de las personas que están desempleadas o en paro demoran entre seis meses a un año para conseguir un nuevo puesto de trabajo. Esto puede ocurrir así tengas diez años de experiencia y una buena historia laboral. Ahora imagina lo que ocurre con las personas que no poseen una gran historia laboral. Fácilmente se puede caer en la trampa mental de creer que se es un bueno para nada, que no tienes nada para ofrecer en el mercado laboral y nunca alcanzaras un puesto decente.

En las circunstancias actuales, para aquellos que han sido despedidos masivamente, contratados nuevamente y despedidos otra vez, su historia laboral puede empezar a parecer inestable y como algo que no deben ver o saber sus próximos empleadores. ¿Cómo puedes convencer a tu próximo empleador de que no es tú culpa?  Ellos pasaran por alto uno o dos despidos, pero después de cierto punto pensaran que tú eres el problema.

¿Y si has sido despedido de manera individual? ¿Es posible obtener un trabajo decente cuando te enfrentas a miles de candidatos que seguramente no tienen esta huella en su hoja de vida?

Sí, es posible. Pero tienes que saber cómo manejar estas situaciones de manera adecuada. Simplemente no puedes dejar espacios en blanco en tu hoja de vida. Tu próximo empleador se dará cuenta inmediatamente. Si está realmente interesado en ti, esta será una pregunta obligada en la entrevista de trabajo.

Tú puedes conseguir un buen trabajo si has estado desempleado o trabajando por cuenta propia por un largo periodo de tiempo o si te tomaste un tiempo para criar a tú familia o viajar por el mundo. Esa es tú vida. Tu tomaste las mejores decisiones que podías y ahora necesitas reingresar al mercado laboral y harás lo que sea necesario para lograrlo.

¿Cómo lograras que un empleador se fije en ti y no en los problemas de tu historia laboral sin necesidad de mentir o engañarlo?

Primero conoce y entiende tus fortalezas. Toma papel y lápiz y si es de ayuda llama a un par de amigas o amigos, preferiblemente que hayan trabajado contigo y pídeles ayuda. ¿Por qué? Porque nosotros nunca nos vemos como lo hacen los demás. Tus amigos y amigas te darán una visión nueva de ti, tus hábitos laborales, habilidades naturales y laborales que no sabías que tenías. Anótalas.

Pregúntales y pregúntate lo siguiente:

  • ¿Cuáles son mis fortalezas?
  • ¿Qué puedo ofrecer a mi nuevo empleador?
  • ¿En qué sector o industria deseo trabajar?
  • ¿Qué están buscando los empleadores en sus empleados?
  • ¿Qué habilidades puedo ofrecerles?
  • ¿Qué educación especial poseo?
  • ¿Qué te hace especial?
  • ¿Qué te hace orgulloso de tu último trabajo?
  • ¿Qué aprendiste allí que puedas transferir a tu nuevo trabajo?

Repite estas dos últimas preguntas con los trabajos que has tenido recientemente.

Ahora que tienes una lista de respuestas, revísalas cuidadosamente. ¿Cómo las leería alguien que no es tu mejor amigo? ¿Están siendo prepotentes o influenciadas por tu amistad? ¿O están siendo sinceras?

Lee la lista de nuevo e identifica las habilidades que un empleador miraría y los beneficios que le traería a él.

De esta lista extrae las habilidades, experiencia y entrenamiento que más atraerían la atención de tu empleador. Tú necesitas que tu potencial empleador identifique fácilmente lo que le ofreces de tal forma que no se enfoque en los problemas de tu historia laboral.

Si lo que obtienes es menos de lo que esperabas, dado el trabajo que estás buscando, escribe otra lista con las acciones que debes tomar para mejorar este problema. Esto incluye cursos libres, clases nocturnas, seminarios, educación continuada y oportunidades de voluntariado que fortalezcan tus habilidades y educación, y que puedas ofrecer a tu próximo empleador.

Existen muchas formas de lograr lo anterior y por supuesto depende del tipo de trabajo que esté buscando. Si necesitas saber de primeros auxilios, lo puedes aprender en poco tiempo. Si el trabajo que busca requiere que sepas primeros auxilios, no lo obtendrás a menos que lo sepas o que estés tomando el curso requerido y lo finalices antes o en los primeros días en que comiences a trabajar.

Si has estado en tú hogar ayudando a criar a tu familia por los últimos siete u ocho años y eras una secretaria antes de eso, puede ser muy difícil competir con otros candidatos que están certificados, especialmente si la certificación no era requerida en el momento en que dejaste el mercado laboral. El tiempo pasa y la tecnología avanza. Para ponerte al día toma cursos de ofimática y certifícate en ello. Internet provee cursos gratuitos o a muy bajo costo.

Haz lo anterior antes de empezar a enviar hojas de vida. Es más fácil buscar trabajo si has hecho algo por actualizar tus habilidades. Si haz enviado cientos de hojas de vida para trabajos que sabes que estas calificado para desempeñar y no obtienes respuesta, lo más seguro es que el problema está en la forma en que está escrita tu hoja de vida, es decir, no le estas mostrando al empleador los beneficios de contratarte.

Recuerda: Necesitas vender tus habilidades en el mercado laboral.

Será de gran ayuda si permaneces actualizado de lo que pasa en tu industria si te afilias a asociaciones, realizas trabajo voluntario, asistes a conferencias y si efectúas consultorías. ¿Haz considerado ayudar de manera gratuita a otras personas? Haz lo que tengas que hacer para que tu hoja de vida sea convincente para tu próximo empleador.

Ahora que tienes una lista de tus habilidades y conocimientos, ¿Cómo los escribirás para que resalten en tú hoja de vida?

Utilizar el formato correcto es de vital importancia. Un formato hibrido es el indicado si tu historia laboral no es continua. ¿Por qué? Porque este formato comienza con un resumen de tus habilidades y luego presenta tu experiencia laboral en orden cronológico inverso.

Al comenzar con el resumen, tus habilidades y conocimientos serán lo primero que tus empleadores lean y seguramente los enganchara para leer el resto de la hoja. Esta sección te permite enfatizar tus fortalezas y minimizar los problemas con tu historia laboral.

En tu historia laboral escribe las fechas de inicio y finalización en la misma línea del título de cargo que ocupaste. Si viajaste por el mundo o estuviste estudiando, no te excuses por ello. Utiliza la carta de presentación para explicar porque lo hiciste y en la entrevista podrás ampliar esta información.

Si tu historia laboral es  muy complicada, como despidos sucesivos, puede resultar difícil que obtengas un trabajo a menos que demuestres un compromiso con la empresa. Te pedirán que trabajes como voluntario durante un tiempo o que aceptes un cargo menor o con un salario más bajo.

He sido despedido recientemente

En la actualidad es difícil encontrar a alguien que no haya sufrido un despido en su historia laboral. Aunque puede ser traumático es posible recuperarse de ello. Si a esto le adicionamos el tiempo que puedas permanecer desempleado, el problema puede agravarse. Por eso es necesario que empieces a buscar trabajo lo antes posible.

  • Aunque la experiencia de ser despedido o despedida este fresca en tu memoria, siéntate y analiza lo que hiciste por la compañía. Es necesario que recuerdes los problemas que se te presentaron y como los solucionaste. Este paso es importante que lo hagas en la primera o segunda semana de haber sido despedida o despedido. ¿Ayudaste a incrementar las ventas de la empresa o trabajaste horas extras para lograrlo? ¿Puedes hacer una lista de los logros alcanzados? Estos son los elementos que debes analizar para lograr un mejor empleo.
  • Suponiendo que inmediatamente sales a buscar un empleo, lo mejor es que no menciones el despido en tú hoja de vida. En tu historia laboral escribe la fecha final como Actual. En la carta de presentación déjale saber al empleador que has sido despedido recientemente. Si han pasado seis meses entonces escribe la fecha final.
  • Rescribe tu hoja de vida basado en lo que tienes que ofrecer dado tu situación actual. ¿Necesitas tomar nuevos cursos o ya posees las habilidades y conocimiento necesarios?
  • Enfócate en tus logros, lo cual puede ser difícil de hacer dado lo desmoralizante que es un despido.

Tengo una historia laboral inestable

Es muy importante que te presentes como una persona estable laboralmente. Por consiguiente, se debe minimizar los efectos de tener una historia laboral con vacíos o “espacios en blanco”.

Una historia laboral estable con uno o dos trabajos a lo largo de la vida muestra crecimiento profesional. Si comenzaste en lo más bajo de una compañía, después de varios años tu hoja de vida debe reflejar los ascensos que has tenido.

Si tu hoja de vida presenta siete trabajos en diez años, por ejemplo, esto dará la impresión de que no estas feliz en ningún puesto y ¿por qué sería diferente esta vez? Incluso si no es tú culpa (la empresa se liquidó, hubo despidos masivos o tuviste un problema de salud, entre otros) esto te dará una mala reputación y hará que el empleador lo piense dos veces antes de contratarte.

Si tienes este problema, tendrás que esforzarte más que los demás para mejorar tu hoja de vida. Revisa el trabajo voluntario o proyectos especiales que hayas realizado. ¿Has tomado clases nocturnas o educación continua? Si es relevante para el tipo de trabajo que buscas, entonces debes resaltarlo en tu hoja de vida. Estos son algunos de los consejos que debes seguir:

  • Añade una sección de Objetivos Profesionales.
  • Usa una sección de Resumen al inicio de la hoja de vida, de tal forma que resalte tus habilidades y conocimientos y opaque tu experiencia laboral.
  • Revisa si tienes habilidades transferibles que puedas ofrecer a tu nuevo empleador.
  • Escribe las fechas de inicio y finalización de trabajo sin mencionar meses.
  • Demuestra que has estado al tanto de lo que pasa en la industria o sector, especialmente si llevas bastante tiempo por fuera del mercado laboral.
  • Da una explicación de porqué has estado fuera del mercado laboral (si lo has estado) pero no te excuses por ello. Seguramente te preguntaran por esto en la entrevista. Solo escribe los años junto a una simple explicación por ejemplo: 2002 – 2005 Maternidad y crianza de mi hija / 2010 – 2012 Estudiante de Maestría.

He saltado de trabajo en trabajo

Con esto nos referimos a que has pasado rápidamente de un trabajo a otro en corto periodo de tiempo. Algunas industrias o sectores son estacionales y por lo tanto esto es normal, por ejemplo el comercio al por menor. Si trabajas como salvavidas seguramente en la época de verano o de vacaciones tendrás un empleo y fuera de temporada podrías ser instructor de natación. Esto no debe despertar ninguna sospecha si tu empleador está relacionado con esta industria. Si te estas presentado a otra área seguramente tendrás que dar una breve explicación.

Si tú trabajo es como consultor independiente lo más probable es que tengas trabajos simultáneos y de diferente duración. En este caso, lo mejor que puedes hacer es agruparlos bajo una sola categoría así se superpongan las fechas. Por ejemplo:

Consultor de medios sociales, Feb. 2004 – 2008

Publicista, Mar. 2006 – Actualmente

Ahora bien si hace un tiempo tuviste varios trabajos cortos y no relacionados entre si, trata de combinarlos en una sola línea. Por ejemplo:

2002 – 2004 Mesero – Café El Dorado, Restaurante Michelito, El Trébol Pub

De esta forma, mencionas los años pero minimizas las empresas en las que trabajaste. Puedes escribir una segunda línea de texto donde resaltes los logros alcanzados en estos trabajos.

Muchas personas nos preguntan si hay que mencionar cada uno de los trabajos realizados y la respuesta es no. Pero si no mencionar un trabajo genera un vacío significativo en tu historia laboral, mejor no lo hagas. La excepción a esto es si ese trabajo puede afectar tu reputación actual.

Si has adquirido una habilidad importante que es relevante para el trabajo al que te presentas y es resultado de un trabajo de corta duración o temporal, entonces menciónalo.

Si tu historia aún resulta confusa, explícalo de buena forma en la carta de presentación, nunca en la hoja de vida. Tu hoja de vida debe resaltar tus fortalezas. Si tu historia está llena de debilidades, no puedes hacer nada para cambiarla pero tampoco tienes porque hacerla evidente.

Por último te advertimos que muchas empresas te piden que llenes un formato de vida y en varios países esta tiene un carácter legal y debe contener datos verídicos. No hacerlo puede acarrear consecuencias penales.

Solo he trabajado una vez

Se dice popularmente que haber trabajado treinta años en la misma empresa es una señal de lealtad. Hoy en día esto es algo que se cuestiona. Los empleadores ahora se preguntan porque no te cambiaste a otra empresa. Esto lo ven como falta de progreso profesional. Si estuviste en la misma empresa y ascendiste, muy bien. Pero si estuviste en el mismo cargo, será difícil de explicar y es tu deber hacerle entender a tu próximo empleador el porqué de esta decisión.

Esto lo tienes que explicar en tu hoja de vida, si no lo haces será imposible que pases a la etapa más importante: la entrevista de trabajo.

Si has trabajado en diferentes posiciones, entonces debes escribirlas por separado como si fueran trabajos en diferentes compañías. Detalla la fecha de inicio y finalización. Esto mostrara tu avance profesional.

Si el título de tu cargo o posición no ha cambiado pero tus funciones si, entonces utiliza una breve descripción que señale tu avance profesional. Si no has sido ascendido, tu futuro empleador se preguntara porque.

Tendrás que trabajar arduamente para convencer a tu empleador de que eras una persona valiosa en tu anterior trabajo y que le traerás beneficios si te contrata. Muestra que tus habilidades han mejorado con el pasar de los años y se han adaptado a la realidad actual. Si no lo puedes hacer entonces tendrás que mostrar que tan diversas eras tus funciones.

Se creativo en este aspecto. Escribe secciones que sean coherentes con tu experiencia, destacando cualquier tipo de entrenamiento especial que hayas recibido o logros alcanzados.

No hay una respuesta única para cada persona. Mira lo que tienes que ofrecer y escríbelo en la hoja de vida tal y como te lo hemos enseñado hasta el momento.

Poseo un pasado criminal

Es difícil imaginar un problema más grande que este y solución nunca es fácil. Por favor no lo resaltes en tu hoja de vida, este tipo de información debe manejarse adecuadamente durante la entrevista de ser posible. Resalta tus habilidades y experiencia. Si estás obligado a llenar un formato de hoja de vida, se honesto. Puedes agregar un comentario al final diciendo que este asunto lo explicaras en la entrevista.

Si llegas a esta etapa y tienes la oportunidad de explicarlo a tu entrevistador, por favor explica claramente que fue lo que pasó y como lograste superarlo. No ahondes demasiado en este punto y mejor resalta tus virtudes.

Si durante tu tiempo en prisión participaste en programas de entrenamiento, trabajaste o estudiaste alguna profesión, escríbelo en tu hoja de vida.

El trabajo que hayas tenido en prisión debe tratarse como cualquier otro trabajo. Escribe como empleador la prisión donde estuviste y detalla las habilidades y logros que alcanzaste. Haz lo mismo con cualquier tipo de educación que hayas recibido, pero solo si es relevante para el cargo al que te presentas.

Si tus habilidades y educación fueron adquiridas hace más de una década, no las escribas. Recuerda que aún en esta situación tu hoja de vida debe estar enfocada a mostrarle al empleador los beneficios que tendría al contratarte.

Tengo más educación, experiencia y habilidades de lo que exige el trabajo

Esta es una situación que la mayoría de las personas no entiende muy bien, ¿Cómo es posible que esto sea un impedimento para obtener un empleo? Hoy en día las personas que están altamente calificadas exigen un salario más alto y dada la situación económica las empresas no pueden darse el lujo de pagar más de lo que sus apretados presupuestos lo permiten. Es frecuente que en un despido masivo los primeros en salir sean los que más ganan y por ende los más calificados.

Esta situación de desempleo y alta preparación es difícil para cualquier persona. Tu autoestima sufre un duro golpe cuando te das cuenta que es muy probable que tengas que presentarte a un empleo menor tanto en salario como en preparación. Te sentirás subutilizado.

Lo primero que tienes que hacer en caso de haber sido despedido es actualizar tu hoja de vida. Actualizar tú hoja de vida de tal forma que seas nuevamente deseable en el mercado laboral, no es una tarea fácil.

¿Por qué un empleador no querría contratarte dado que tienes tanta preparación? Por lo general la respuestas es porque no creen que duraras mucho tiempo en un cargo menor con un salario más bajo. No les gustaría contratarte con el temor a que empieces a buscar uno mejor mientras laboras para ellos. Otra razón es que muchos empleadores no les agrada contratar a alguien que sepa o este mejor preparado que ellos. El ego es su principal obstáculo.

De por si cambiar de trabajo es difícil, pero cambiar a un cargo inferior, tanto en salario como en responsabilidades lo es aún más. En este caso tendrás que volver a subir por la escalera profesional, luego de haber estado en la cima. Recuerda que entre más alto llegues en tú vida más dura será la caída y más difícil levantarte.

Tómalo con calma, revisa tus objetivos profesionales y de ser necesario acepta un trabajo que signifique un recorte salarial. Esto es un paso intermedio para lograr tus metas profesionales.

Con el fin de que seas contratado deberás bajarle el tono a tu hoja de vida y no resaltar tanto tus habilidades, excepto aquellas que son relevantes para el puesto de trabajo al que te presentas.

Te aconsejamos lo siguiente:

  • Si lo necesitas, preséntate a un trabajo que te ayude a pagar las cuentas y facturas, es decir que cubra tus gastos mensuales. Cuando estés revisando tu hoja de vida ten en mente que necesitaras varia versiones de ella. Esto es inevitable.
  • Permanece actualizado de los avances y noticias de tu industria y/o empresa, así como de futuros empleadores. Esto te ayudara a conseguir un trabajo similar al que tenías anteriormente.
  • Busca un trabajo que complemente tus habilidades y experiencia y que mejore tu impresionante hoja de vida. Esto te ayudara en un futuro a conseguir un trabajo de nivel y salario similar al que tenías inicialmente.
  • Si tu nivel lo permite puedes contactar a una agencia de cazatalentos. Ellos podrán ayudarte a conseguir un trabajo similar y te tendrán en cuenta para futuras ofertas laborales.
  • Si estás buscando un trabajo de menor nivel al que tenías y solo por “salir del paso”, recuerda mantener una actitud positiva cuando te digan el salario que te pagaran. Recibir algo es mejor que no recibir nada.
  • Mientras estás en tu nuevo trabajo, edúcate y prepárate para tu futuro. Recuerda que en los momentos de crisis es cuando surgen las mejores oportunidades.

En esta situación hay una tendencia a ocultar tu educación si lo que estás buscando es un trabajo de menor nivel. Si te presentas para trabajar en McDonalds y tu último trabajo fue investigador en una compañía farmacéutica, seguramente ese PhD que posees no será importante.

En realidad es recomendable hacerlo pero ten en cuenta que esto podría dar la impresión de que estas ocultando algo. Puede que no lo note tú empleador, pero si lo hace te hará muchas preguntas. Si logras conseguir un trabajo de bajo nivel en una compañía y luego te presentas a puestos superior dentro de la misma, empezaran a surgir preguntas de cómo obtuviste los requisitos para hacerlo.

No necesitas quitar la sección de educación solo no la enfatices. Escribe el tiempo que estuviste estudiando y deja por fuera el grado alcanzado. De esta forma no parecerá que estas ocultando algo, cualquier duda que surja la podrás contestar en la entrevista de trabajo.

Como el mejor resultado cuando se presenta una hoja de vida es ser el mejor candidato para el puesto, no olvides resaltar porque eres la mejor persona para trabajar en su empresa.

No poseo los requisitos necesarios para el trabajo

Con la facilidad que internet ofrece para buscar ofertas laborales, no tener los requisitos que demanda un cargo no es impedimento para que muchas personas envíen sus hojas de vida.

¿Qué pasa si la oferta laboral suena atractiva y sabes que puedes hacer lo que necesitan pero no posees los requisitos necesarios? Hay varias formas de solucionar este problema. Tienes que mostrarle a tu futuro empleador que puedes hacer el trabajo aún si no tienes las credenciales requeridas para ocupar el cargo.

La mejor forma es resaltar tu experiencia y mostrar como la aplicarías en tu nuevo trabajo. Muéstrale que eres la mejor persona para ocupar ese cargo. Resalta tus logros y habilidades. En muchas ocasiones el empleador solicita un nivel educativo o título en especial pero es posible que la conmute por años de experiencia. Un ejemplo es un empleador que requiere una persona con especialización en soldadura pero aunque no tengas el título, si posees 15 años de experiencia como soldador.

Recuerda que las ofertas laborales es lo que el empleador desearía contratar, esto no quiere decir que este escrito en piedra y no puedas convencerlo de que tú eres la persona indicada.

Si ya has realizado el tipo de trabajo a cuál te presentas pero no tienes un certificación o título educativo entonces crea un portafolio de los trabajos que hayas realizado y anéxalo a la hoja de vida.

Este problema suele presentarse entre los estudiantes recién graduados. Haz terminado tus estudios pero no tienes experiencia laboral. En este caso, debes buscar trabajos para principiantes y resaltar cualquier trabajo voluntario que hayas realizado así como las principales áreas de interés académico.

Finalmente, recuerda que la idea de una hoja de vida es resaltar lo que tienes que ofrecer y minimizar lo que no tienes de tal forma que el empleador vea los beneficios de contratarte.

El trabajo solo es para residentes

En muchas ocasiones los empleadores solo requieren candidatos que vivan en la ciudad, región o país donde está ubicada la compañía. Esto sucede si las habilidades que se necesitan son específicas a ese lugar, por ejemplo conocimiento del mercado. Adicionalmente es más fácil el proceso de selección y no se enfrentan a costos de reubicación de su futuro empleado.

Si esto no es un problema para ti, te aconsejamos que te vayas a vivir primero a ese lugar y luego te presentes al cargo. Sabemos que es difícil hacerlo sin tener la certeza de que serás seleccionado.

De todas formas no es imposible conseguir un trabajo de este tipo si no vives en ese lugar. Puedes escribir que planeas vivir en esa ciudad o país y si sabes cuándo lo harás escríbelo también. Esto respaldara lo que dices. Esto lo debes escribir en la carta de presentación de tal forma que el empleador entenderá porque tu información de contacto es de otro lugar.

Si vas a estar en ese país o ciudad por algún tiempo antes de vivir permanentemente, deberás mencionarlo en la carta de presentación y sugerir que sería un buen momento para que te entrevisten. Si no es así sugiere una entrevista telefónica o por videoconferencia, por ejemplo Skype.

Te ayudara enormemente si decides asumir los gastos de tu relocalización. Algunas compañías lo ofrecen como parte de su paquete de contratación pero la mayoría no lo hace. Se honesto en el tiempo y compromisos que estás dispuesto a asumir en esta situación.

  1. ¿QUE ES UNA HOJA DE VIDA?
  2. EL FORMATO DE LA HOJA DE VIDA
  3. LOS COMPONENTES DE LA HOJA DE VIDA
  4. PROBLEMAS A RESOLVER
  5. LA HOJA DE VIDA ELECTRÓNICA
  6. EL PODER DE LAS PALABRAS
  7. LA LISTA DE CHEQUEO