LOS COMPONENTES DE LA HOJA DE VIDA: RESUMEN PROFESIONAL

RESUMEN PROFESIONAL

Esta sección puede ir justo después de los objetivos profesionales o después de tu información de contacto. Este componente es considerado como el gancho de la hoja de vida. Aquí el empleador tiene la oportunidad de leer lo mejor de ti.

Este componente debe incluir los elementos más importantes de quien eres como profesional. Aquí solo debes incluir los elementos más importantes y relevantes al trabajo que estas buscando. Recuerda que siempre debes escribir pensando en las necesidades de tu empleador.

  • Comienza escribiendo quien eres y tu cargo actual (si lo tienes)
  • Sigue con tu experiencia en el trabajo, medido en número de años
  • Escribe tus áreas de especialización o experiencia
  • Lista tus logros profesionales
  • Escribe cualquier experiencia o habilidad adicional que sea relevante para el cargo
  • Lista títulos educativos superiores, certificaciones y licencias si las tienes
  • Si tienes otras habilidades, como un segundo o tercer idioma u ofimática, escríbelas siempre y cuando sean relevantes
  • Menciona premios que hayas recibido
  • Menciona afiliaciones profesionales o asociaciones a las que pertenezcas, solo si son relevantes para el trabajo al que te presentas

Como siempre, cuando estas escribiendo un documento de negocios utiliza el lenguaje relevante a esa industria. Utiliza palabras que puedan sorprender positivamente a tu empleador. Se especifico y breve. Recuerda que este componente es un resumen. No escribas una historia o hables de tus aspiraciones profesionales o salariales. Utiliza hechos y datos que demuestren lo que has logrado, pero solo aquellas de las cuales tengas respaldo.

Hay muchas variaciones de esta sección ya que nadie es igual ni posee las mismas habilidades y experiencia. Toma tus fortalezas y escríbelas de tal forma que tu empleador pueda entender como se puede beneficiar si te contrata. Por ejemplo:

“Vendedor Senior con 15 años de experiencia en equipo de oficina, incrementando las ventas de la regional en 15% anualmente. Gané el premio al mejor vendedor del año en dos ocasiones.”

En este caso el cargo desempeñado, industria, premios y logros fueron presentados claramente. Puede que tú necesites escribir más o tal vez menos, cada caso es diferente. Veamos:

“Asistente de Dirección con cinco años de experiencia en la industria de servicios, restructuré y reorganice mi departamento, resultando en un incremento del 25% anual en la productividad con respecto a la estructura organizacional anterior.”

Piensa en cada frase que escribas en esta sección, imagina que son tus 30 segundos de fama en televisión. ¿Que dirías de ti en ese momento? Si no lo puedes decir inmediatamente, entonces necesitas sentarte y con papel y lápiz, pensar que vas a escribir. Pregúntate:

  • ¿Qué tienes que ofrecer que otros candidatos no?
  • ¿Cuál fue tu mayor logro en tú último trabajo?
  • ¿Cuáles fueron tus mayores logros de trabajos pasados?
  • ¿Qué liderazgo has tenido en tus trabajos?
  • ¿En que proyectos importantes haz trabajado?
  • ¿Qué has hecho para ahorrar tiempo y dinero en tus anteriores trabajos?
  • ¿Qué problemas resolviste?
  • ¿Incrementaste sus ventas o productividad?

Estas son las preguntas que debes hacerte basándote en tu historia laboral y que debes responder en esta sección.

Un buen lugar para comenzar a buscar tus logros son las evaluaciones de desempeño que te hayan realizado en trabajos anteriores o tu archivo profesional donde tienes las cartas de recomendación o de felicitaciones de tus superiores.

Cuando estés escribiendo tus logros recuerda que los empleadores están buscando ahorrar y hacer dinero, resolver problemas, aumentar la productividad, entre otros. Escribe tus logros de forma tal que puedan ver en que les puedes ayudar a alcanzar lo anterior.

Intenta buscar cinco o más logros por cada trabajo y escribe solo las que son más relevantes al trabajo que te estas presentando.

Palabras Activas

Recuerda utilizar verbos que reflejen acción. Siempre comienza cada oración con una de ellas. Por ejemplo Analicé, Alcance, Logre, Construir, Coordine, Genere, Administre, Negocie, Obtuve, entre otras.

Una vez entiendas el poder de estas palabras y pienses en los trabajos que haz tenido en el pasado, será más fácil escribir de esta forma.

Ejemplos:

  • Analice la eficiencia de los despachos de cemento de la empresa
  • Aplique nuevos modelos de negocio en la compañía
  • Construí prototipos de perforadoras para la industria petrolera
  • Coordine las actividades de 200 voluntarios de salud
  • Escribí la documentación requerida para participar en las convocatorias laborales

HISTORIA LABORAL

Donde se ubique tu historia laboral dentro de tú hoja de vida depende del formato de hoja de vida que elijas. Este componente es el que primero buscará tu empleador para saber que tipo de trabajos has desempeñado, el tipo de empresa en la que has trabajado y las funciones que desempeñaste.

Recuerda que si incluyes un objetivo laboral, lo mejor es presentar todos los trabajos pagos y no pagos que hayas realizado.

Si tu experiencia no respalda tu objetivo laboral, de todas formas tendrás que escribir tu historia laboral aunque lo mejor es que replantees cual es tú objetivo profesional. Este componente es obligatorio en todo formato de hoja de vida. Toda experiencia laboral demuestra algún tipo de habilidad, compromiso con la compañía, ética profesional, habilidades comunicativas y trabajo en equipo, entre otras.

Para cada trabajo que hayas tenido en los últimos 10 ó 15 años, escribe el nombre y lugar completo de la empresa, más la fecha de inicio y retiro. Enseguida menciona los logros alcanzados en este trabajo. No hagas una lista de las funciones desempeñadas.

De nuevo, escríbelo utilizando el menor número de palabras posibles y se breve y conciso.

Esta sección generalmente esta escrita en orden cronológico inverso, es decir desde tu trabajo más reciente hasta el más antiguo.

Para sacar el mayor provecho a esta sección, toma papel y lápiz y pregúntate:

  • ¿Cuáles fueron mis logros encada uno de mis trabajos anteriores?
  • ¿Qué beneficios le di a mis empleadores?
  • ¿Qué tipo de programas de computo o maquinaria me fueron enseñados o utilizados en cada uno de ellos?
  • ¿En que proyectos participe?
  • ¿Qué certificados o licencias recibí?
  • ¿Qué desarrollo profesional obtuve en cada trabajo?
  • ¿A que seminarios, talleres y comités asistí o participe?
  • ¿Qué premios o reconocimientos obtuve?

Hacer esto te ayudara a tener una lista inicial para esta sección. Seguramente te tomara varios intentos para que la información y redacción sea la correcta. Escribe un borrador, revísalo y rescríbelo. No elimines este paso, es muy importante. Revisa que hayas utilizado palabras claves de acción.

Después de rescribir el borrador y tener una versión aceptable, continua con las demás secciones y regresa luego a ella. Es recomendable que tomes un descanso y despejes tu mente, antes de volver a releer lo que escribiste y ver errores que se te escaparon a primera vista. Si es posible deja que alguien más lo lea.

Como escribir las fechas

Este es uno de los detalles que utilizan muchas personas para mentir. Ya sea porque alargan el tiempo en el que estuvieron en el trabajo o porque lo omiten. No todo el mundo dura veinte años en un mismo trabajo. Hoy en día, la mayoría de las personas tienen en su historial cuatro o cinco trabajos en su hoja de vida. Incluso algunos tienen muchos más.

Es importante que escribas las fechas de manera clara y fácil de leer. Escríbelas en el mismo formato a lo largo de tu hoja de vida. Puedes elegir solo mencionar meses y años o solo años. Puedes escribir solo el número de años que estuviste en cada trabajo.

Si tu historia laboral no contiene vacíos o “espacios en blanco” entonces es recomendable escribir las fechas con días, meses y años. Si tienes algunos vacíos, entonces pon el número de años trabajados. Esto no es mentir y es preferible a no escribir ninguna fecha. Es probable que en la entrevista el empleador te pregunte las fechas exactas y el porqué de no escribirlas, en ese momento tendrás la oportunidad de dar las explicaciones correspondientes.

Algunas personas no escriben las fechas de sus trabajos por temor a revelar o destacar su edad. Esto es especialmente cierto si tu educación fue hace 30 años o si haz trabajado por 30 años en la misma empresa. No es necesario escribir las fechas que ya tienen varias décadas de antigüedad, en especial si tu historia laboral es continua. Los empleadores están más preocupados por lo que has hecho recientemente, en especial en los últimos cinco años.

El principal problema con las fechas es que sean consistentes. Escoge una forma de escribir las fechas y mantenlo a lo largo de la hoja de vida. Puedes escribir el nombre del mes o solo el número, por ejemplo Octubre o 10. Lo que importa que seas honesto. Las opciones que tienes para escribir fechas son:

  • Octubre 2002 a Diciembre 2010
  • Oct. 2002 – Dic. 2010
  • Oct 2012 – Dic 2010
  • 10/2012 – 12/2010

También puedes optar por ubicar las fechas al lado derecho de la página si lo que quieres es minimizar el efecto que ellas puedan tener en el empleador. En general, los lectores enfatizan el contenido que se ubica al lado izquierdo de la página, dado que en la cultura occidental leemos de izquierda a derecha.

Ahora veremos los otros componentes de la hoja de vida.

HABILIDADES